¿Por qué se atascan las tuberías y cómo prevenirlo?

Es común que ante la aparición sucesivas y recurrentes de obstrucciones en sus tuberías las personas se pregunten por qué sucede estos inconvenientes y si existe una forma de evitarlo, ahora bien, ante esta interrogante se debe tener en cuenta si las instalaciones de fontanería de la vivienda o el local comercial están recibiendo periódicamente el mantenimiento y lavado necesario para perseverar la funcionalidad de las mismas.

 

A groso modo, se puede dividir las obstrucciones o atascos en las tuberías en dos clases diferentes dependiendo de en donde se localice el problema, es decir, los atascos en el desagüe y los atascos en las tuberías. Aunque comparten muchas similitudes, estos tipos de obstrucciones tienen detalles que las diferencian entre sí que describiremos a continuación con los fontaneros Coslada 24 horas.

 

Atascos en el desagüe

 

Esta clase de obstrucciones suele presentarse en los sifones, estos son unos elementos de forma particular que se localizan debajo de los fregaderos, lavabos entre otros elementos, y se encuentra antes de la tubería propiamente dicha. Los sifones son de gran utilidad para el sistema de drenaje ya que bloquean la emanación retrograda de malos olores provenientes de las tuberías, por lo cual, estas piezas tienen un rol importante en el mantenimiento de las condiciones de higiene de la cocina y el baño.

 

Antiguamente los sifones y demás piezas del sistema de drenaje eran de instalación y desinstalación aparatosa y forzosa, sin embargo, hoy en día los sifones y otros elementos que componen las instalaciones de fontanería son desmontables para que las personas tengan la posibilidad de desinstalarlos de manera práctica para realizar reparaciones o mantenimientos de las mismas. Quitar el sifón es una actividad muy fácil de realizar, para ello podemos utilizar un destornillador, y luego de haberlo retirado realizaremos el desatasco del mismo con la ayuda de un trozo de alambre. Los atascos en los sifones suelen ser producidos por la acumulación de restos de comida y suciedad, además, dichas obstrucciones son superficiales ya que no se encuentran en el entramado de tuberías, por lo cual estas son mucho más simples de resolver.

 

Atascos en las tuberías

 

Son mucho los factores que hacen que las obstrucciones en las tuberías sean los problemas de fontanería más indeseados, ya que se hace imposible conocer a que altura se encuentra la obstrucción y además la solución para estos problemas varía desde complicados hasta irremediables con métodos caseros, casos en los que tendremos que obligatoriamente solicitar los servicios de una empresa de poceros o fontaneros profesionales. Cuando la obstrucción en la tubería no resulta de gran magnitud, podemos solucionarla en casa con la realización de sencillos procedimientos.

 

Existen detalles que nos ayudan a identificar el grado y tipo de obstrucción presente en las tuberías, por ejemplo, si el atasco no provoca la obstrucción total del drenaje el agua continuara tragándose o evacuándose, pero de manera lenta, por lo que podemos sospechar que se trata de una obstrucción provocada por grasa, aceite o restos de alimentos, sobre todo si la obstrucción sucedió en el fregadero de la cocina.

 

Para estos tipos de atascos podemos realizar la siguiente técnica, primero nos aseguramos de vaciar por completo el agua estancada en el fregadero o lavabo, para luego proceder a verter agua caliente por la tubería. El agua caliente desintegrara los bolos de residuos de alimentos y aceite que se hayan formado en las tuberías, lo que hace que esta sea una de las técnicas más sencillas y eficaces de desatasco.

 

Cuando el agua a altas temperaturas no funciona podemos intentar con remedios caseros ampliamente difundidos entre vecinos, tales como la mezcla de vinagre y bicarbonato, esta mezcolanza tiene una gran efectividad ante las obstrucciones resistentes al agua caliente y a diferencia de otros productos químicos que venden en mercados y droguerías, este remedio no es toxico ni provoca daños en las tuberías. En tal caso de que este método tampoco logre su efectivo, se puede recurrir al uso de desatascadores de émbolos u otras herramientas diseñadas para el desatasco casero, sin embargo, si usted no conoce como manipular estas herramientas le recomendamos que permita que los profesionales fontaneros se encarguen de resolver su problema.

 

¿Cómo prevenir obstrucción en mis tuberías?

 

Los atascos suceden por el incorrecto uso que se le da al sistema de drenaje del hogar, ya que muchas personas tienen la mala costumbre de arrojar todo tipo de desperdicios tanto líquidos como solidos por el desagüe, lo cual es una actividad contraproducente para el bienestar de la instalación de fontanería de los hogares.

 

Para evitar los atascos en las tuberías y las redes de desagüe, se recomienda no botar por el fregadero, lavabo, inodoro o alcantarillas desechos sólidos, restos de comida, líquidos oleosos como los aceites, pelos, restos de alimentos, y demás desperdicios que puedan bloquear la permeabilidad de las tuberías. Así mismo, se recomienda colocar en los puntos de desagüe mallas para que los grandes desechos se filtren y que solo permitan el paso de líquidos y desperdicios de reducido tamaño.